enes

Alerta de tsunami generó expectativa entre extranjeros y vallartenses

Tiempo
Tipografía
  • Menor Pequeño Medio Big Más grande
  • Predeterminado Helvetica segoe Georgia Veces
estrella Inactivoestrella Inactivoestrella Inactivoestrella Inactivoestrella Inactivo
 

Esta noticia llamó la atención de turistas y residentes por igual.

 Luego de la explosión del volcán submarino Hunga-Tonga-Hunga-Ha'apai, ocurrido cerca de la isla de Tonga, en Oceanía, hubo varias variaciones en el oleaje en las costas del Pacífico mexicano, como Puerto Vallarta, Manzanillo, Colima y incluso Baja California, e incluso se reportó que el mar se alejó varios metros en algunas partes de la costa de Nayarit. De acuerdo con el Centro de Alerta de Tsunami de la Secretaría de Marina, la tarde de este sábado el nivel del mar subió medio metro más de lo normal en las playas de Puerto Vallarta, por lo que elementos de Protección Civil y Bomberos del Estado informaron que se realizó un monitoreo del Se mantendría el comportamiento de las playas del municipio. Apenas se conoció el fenómeno, la Secretaría de Marina emitió una alerta definiendo la posibilidad de un ascenso de la marea en las costas del Pacífico occidental mexicano, aunque la precisión indicó riesgo bajo y más focalizado en las costas de Hawái y el Pacífico. Estados Unidos. En las playas de Puerto Vallarta algunos bañistas se enteraron y se fueron voluntariamente pero la gran mayoría se quedó en las playas. Solo en Guayabitos, Punta Mita, La Cruz de Huanacaxtle y algunas otras playas de Nayarit se registró el fenómeno del retroceso del mar unos metros, lo que generó sorpresa e incertidumbre entre lugareños y bañistas.

De acuerdo con el ingeniero Leonel Salinas, director general de Quake Alarm México, el peligro de que la erupción genere un tsunami es solo para la zona cercana a donde ocurrió, por lo que las costas del Pacífico mexicano, incluido Puerto Vallarta, estaban fuera de peligro, pero no era un seguimiento preventivo de todos modos. Para el resto del Océano Pacífico, en especial las costas de nuestro país, detalló, solo se tradujo en la retracción del nivel del agua, lo cual era normal y esperado y no provocó ningún daño o invasión de zonas costeras, como sí ocurrió en las zonas cercanas a la erupción, donde las olas alcanzaron cerca de 1.5 metros de altura. “Debido a su magnitud relativamente baja, la generación de tsunamis solo se limita a unos 300 kilómetros alrededor del evento. Para tsunamis como los de Japón o Indonesia en años anteriores, se requieren eventos grandes de más de 8 grados de magnitud, además de que el evento sea una deformación vertical del fondo marino, el deslizamiento de grandes masas de tierra hacia el océano, erupciones volcánicas y grandes meteoritos. La magnitud local calculada del evento fue de 5.8 grados”, explicó el ingeniero. Hasta el momento no hay riesgo de que los niveles de las playas del Pacífico mexicano puedan subir más. De hecho, según informó esta mañana el Centro de Alerta de Tsunamis, si bien según el monitoreo del nivel del mar en el registro de las estaciones de mareas persiste un efecto de corriente en el interior de cada uno de los puertos del Pacífico mexicano, esta disminuirá. en las próximas horas.

 

alerta de tsunami 2

Regístrese a través de nuestro servicio gratuito de suscripción por correo electrónico para recibir notificaciones cuando haya nueva información disponible.